"Atención, ¡está usando un navegador obsoleto! ¡Debería actualizarlo ahora mismo!"

Compra sus regalos de Navidad con tranquilidad. Posibilidad de devolución hasta el 31 de enero de 2023.

Guía: ¿cómo elegir su colchón de excursión?

Tiempo de lectura: 10 minutos - Versión corta aquí (2 minutos)

El colchón de senderismo es un accesorio imprescindible a la hora de planificar una acampada. Añade comodidad y mejora su sueño. Esto le permitirá recuperarse mejor y estar listo para una nueva jornada de esfuerzo. En esta guía de compra descubrirá los criterios más importantes para elegir su colchón para caminatas, así como las diferencias entre los diferentes modelos, ya sean autohinchables, hinchables o de espuma.

Sumario

1. Los principales criterios para seleccionar un colchón para caminatas

2. Los criterios secundarios de un buen colchón para senderismo

3. Los distintos tipos de colchones para acampada

Los principales criterios para seleccionar un colchón para caminatas

Ya que el propósito principal de un colchón es brindar comodidad, no vamos a desarrollar este criterio, que es subjetivo y específico de cada persona. Hay otros criterios a tener en cuenta al hacer una elección. De hecho, no elegirá el mismo colchón en función de su actividad: caminata de verano, Grande Randonnée, acampada de invierno, zona escarpada...

El valor R, el índice de aislamiento térmico

El colchón de senderismo tiene dos objetivos principales: aportar comodidad pero también aislar del frío del terreno. Para medir la efectividad del aislamiento de un colchón, existe un estándar llamado valor R. Cuanto más alto sea, más aislante será el colchón. Entonces, si está acostumbrado a acampar en áreas cálidas, no es necesario que lleve un colchón con un valor R alto. Por el contrario, los entusiastas de las acampadas de invierno preferirán un valor R superior a 4.

Nota : el valor R no tiene relación con el espesor. Un colchón puede ser grueso sin aislar del suelo y viceversa.

Como habrá comprendido, estar bien aislado del suelo es fundamental a la hora de dormir. Esto no calienta, pero limita la pérdida de calor. La parte inferior de su saco de dormir está comprimida entre usted y el colchón, su aislamiento no es óptimo. Por tanto, es el colchón el que juega este papel.

Durante mucho tiempo, cada fabricante calculó el aislamiento térmico de forma independiente. Por eso, era una pista poco fiable. Pero desde 2020, el valor R se ha convertido en un estándar internacional, desarrollado por el organismo de ASTM. Al elegir el colchón de senderismo que le acompañará durante varios años, debe comparar los valores R, independientemente de la marca.

Para una acampada con temperatura cálida (temperatura alrededor de 15° C por la noche), un colchón con un valor R de 1 a 2 será suficiente. Para temperaturas que oscilan entre los 5 y los 15° C, es recomendable tener un colchón con un valor R de 2 a 4. Finalmente, para temperaturas más frías, elija un colchón con un valor R superior a 4. Estos valores son indicativos y cada uno tiene una sensibilidad diferente al frío.

Nota : al superponer dos colchones, se suma el valor R. En otras palabras, si duerme con dos colchones con un valor R de 1 y 3, eso equivale a un solo colchón con un valor R de 4.

Recomendaciones del fabricante Thermarest


¿Qué dimensiones debe tener un colchón de acampada?

Una vez decidido el valor R, será necesario pasar a las dimensiones del colchón. Hay dos tipos de medidas: dimensiones cuando el colchón está desplegado y dimensiones cuando está plegado.

¿Debe cubrir todo el cuerpo?

En cuanto a las dimensiones desplegadas, son aproximadamente equivalentes entre todos los fabricantes. Es común hablar de tamaño. La mayoría de las marcas ofrecen los siguientes tamaños para cada uno de sus colchones:

  • Tamaño de niño: largo de 119 a 130 cm, ancho de 45 a 51 cm
  • Talla S (pequeña o corta): largo 168 cm, ancho de 51 a 55 cm
  • Talla R (normal): largo de 183 a 185 cm, ancho de 51 a 55 cm
  • Talla RW (ancho normal): largo de 183 a 185 cm, ancho de 55 a 64 cm
  • Talla L (largo o grande): 198 cm de largo, 64 cm de ancho

Estos son tamaños indicativos. No existe un estándar sobre ellos y cada marca es libre de tener su propia guía de tallas.

En cuanto al grosor del colchón, este no tiene ningún impacto en el aislamiento térmico como se mencionó anteriormente. Solo afecta a su comodidad. Algunos prefieren un colchón delgado porque a menudo es más liviano y menos voluminoso, mientras que otros prefieren la comodidad con un colchón grueso. Este es el caso particular de los que duermen de lado. Al dormir de lado, el peso corporal se concentra en los hombros y las caderas, lo que provoca una sensación de "flacidez". Tener un colchón grueso como Sea to Summit Ether Light XT evita que sus hombros toquen el suelo cuando está acostado.

En busca del colchón de senderismo compacto

En cuanto a las dimensiones desplegadas, generalmente es en éstas en las que se centra el excursionista. Para tamaños desplegados iguales, algunos colchones ocuparán poco espacio cuando se guarden, mientras que otros serán muy voluminosos. Sin embargo, el espacio es enemigo del excursionista. Depende de usted decidir cuánto espacio desea para su colchón de senderismo en su mochila. Algunos colchones son más pequeños que su botella de agua, mientras que otros no entran en una bolsa. Luego debe colgarse en la bolsa.


Ejemplo del colchón Thermarest NeoAir UberLite

Un colchón de senderismo compacto va en detrimento de otras características: resistencia, grosor... Cada senderista debe juzgar si prefiere un equipo que ocupe espacio aunque eso signifique recortar el grosor.

Colchones ultraligeros para mayor comodidad al caminar

Finalmente, el último criterio esencial es obviamente el peso. Con el volumen, estos son los dos puntos que hay que minimizar cuando eres un excursionista, a riesgo de hacer el viaje más agotador que con una mochila demasiado pesada y abultada.

A la pregunta «¿cuánto debe pesar un colchón de senderismo?», no hay una respuesta exacta. Como siempre, depende de cada uno. Los colchones más ligeros pesan menos de 300 g. Este es el caso del colchón hinchable Therm-A-Rest UberLite. Este último también es uno de los más ligeros del mercado. Pero, ¿cumple con las otras condiciones que está buscando (un valor R alto, muy buena resistencia...)?

También se tiene en cuenta el precio. Los colchones de senderismo ultraligeros tienden a ser más caros porque los materiales son más caros. Concluiremos este punto con la misma frase que resume la elección de un colchón de senderismo: depende de usted comparar cada colchón y hacer la elección que le parezca mejor. No hay colchones buenos ni malos. Hay algunos que son aptos para su uso pero no necesariamente para el de su compañero de senderismo.


Los criterios secundarios de un buen colchón de senderismo

Los primeros criterios que analizamos son el peso, las dimensiones y el aislamiento. Pero no son los únicos. Hay otros criterios, quizás más secundarios, pero que también pueden ser importantes en función del senderista que uno sea.

La resistencia, un criterio a tener en cuenta

El primer criterio secundario se refiere a la resistencia. Hoy buscamos un colchón cada vez más compacto y ligero. El objetivo es simple: no llenar ni sobrecargar la mochila. Pero, ¿se puede hacer esto a expensas de la resistencia? Definitivamente sí. Algunos colchones delgados se pueden perforar rápidamente al entrar en contacto con una piedra afilada o incluso una espina.

Por lo tanto, debe elegir un material resistente si desea un colchón que le acompañe un tiempo. Para ello, debemos fijarnos en dos indicadores: el material y los deniers. El nailon es más resistente que el poliéster, por ejemplo. Pero tiene la desventaja de pesar más. La espuma, por su parte, tiene la ventaja de poder dañarse sin perder su poder aislante. Pero también pesa más.

Nota : un material puede tener múltiples variaciones. Por ejemplo, el nailon será menos robusto que el nailon 6, que a su vez será menos resistente que el nailon 66

Luego, para un colchón del mismo material, hay que fijarse en los deniers. Un denier es una unidad que se utiliza para determinar el grosor de una fibra. Cuanto más alto sea, más resistente será el colchón. Concretamente, un colchón de nailon 6 de 70 deniers es más robusto que un colchón de nailon 6 de 30 deniers.

En general, si planea acampar bajo las estrellas, se recomienda encarecidamente tener al menos una lona o una base debajo del colchón para evitar puntos de contacto entre el suelo y el colchón. Esto también ayuda a evitar ensuciar el colchón. Lo mismo ocurre con las acampadas en tiendas de campaña. Además de protegerlo, minimiza el riesgo de dañar su colchón de senderismo.

El ruido: para quienes tienen el sueño ligero

Si está acostumbrado a las actividades nocturnas al aire libre, sabe que el colchón puede hacer ruido al moverse por la noche. Esto no es perturbador para la mayoría, pero puede serlo para aquellos que tienen el sueño ligero. La fricción entre el cuerpo y el material puede provocar un leve chirrido.

Los colchones autohinchables han conseguido contrarrestar este ruido con una fina capa de terciopelo o espuma. Pero añade peso. Sin embargo, puede ser una buena solución si quiere estar seguro de que tiene un colchón que no haga ruido.

De lo contrario, para evitar chirridos, debe añadir capas entre el colchón y usted. Así, cuando se mueve por la noche, ayuda a reducir estos ruidos. Poner una prenda sin usar entre el colchón y el saco de dormir es un ejemplo de buena práctica.

La facilidad para hincharlo y deshincharlo

Antes de que le presentemos los diferentes tipos de colchones de senderismo, sabrá que la mayoría se hinchan. La ventaja de un colchón que se hincha es que es mucho menos voluminoso ya que puede plegarlo.

Pero es cierto que al final de una intensa jornada de senderismo, no siempre tenemos el espíritu para montar el campamento para pasar la noche. Entre la tienda y el colchón, se necesitan unos minutos extra que pueden parecer muy largos, especialmente cuando está lloviendo.

Por tanto, la facilidad para (des)hinchar puede ser un criterio a tener en cuenta. Las marcas han trabajado mucho en este aspecto en los últimos años. Estas son las diferentes opciones que puede encontrar en un colchón:

  • Autohinchable : este tipo de colchón, que desarrollaremos más adelante, se hincha al desplegarse. Por supuesto, será necesario hincharlo un poco más para que esté listo. Pero ahorra un poco de tiempo.
  • Válvulas optimizadas : las marcas están llenas de ingenio para facilitarle el hinchado. La mayoría de los colchones de senderismo están equipados con una válvula de retención. En otras palabras, cuando quita la boquilla de la válvula, el colchón no se deshincha. Otros colchones tienen dos válvulas: una para hinchar y la otra para deshinchar, en aras de la sencillez.
  • La microbomba eléctrica : tarda un poco más que hinchar un colchón con la boca, pero no requiere ningún esfuerzo. Lo conecta al colchón y esto le da tiempo para montar su tienda de campaña o preparar su comida al lado.
  • La bolsa-bomba : cada vez más marcas la entregan con el colchón. Ultraligera y compacta, la bolsa-bomba le permite hinchar el colchón sin tener que soplar por la válvula. Ahorre tiempo y energía. (ver vídeo a continuación

¿Cómo usar una bolsa-bomba?

De lo contrario, le queda el hinchado en la boca. Es relativamente rápida, pero tiene que estar atento. El aire húmedo que sale de su boca puede provocar moho y hongos en su colchón si hay condensación. En climas fríos, incluso podría congelarse y afectar a su rendimiento térmico.


Para resumir esta primera parte, aquí tiene los 6 criterios que tener en cuenta al comprar un colchón:

  1. Criterios principales: ligereza, aislamiento (valor R) y dimensiones (plegado y desplegado)
  2. Criterios secundarios: resistencia, hinchado y ruido

Por supuesto, la comodidad también es importante. Pero a diferencia de los otros criterios, es completamente subjetiva. Hay que probarlo para averiguarlo o consultar las opiniones de los senderistas que ya lo han probado.

Los diferentes tipos de colchones de acampada

Pasemos ahora a los diferentes tipos de colchones de senderismo. Hay tres: el colchón hinchable, el colchón autohinchable y el colchón de espuma. Cada uno tiene sus propias ventajas y desventajas. Aquí están.

El colchón hinchable, la mejor relación peso-espacio

Es el colchón más popular para practicar senderismo. Cómodo, es sobre todo muy compacto y ultraligero. En otras palabras, claramente no es el accesorio que ocupará más espacio en su mochila. Aislamiento lateral, puede ir de acampada todo el año. Algunos colchones hinchables para senderismo tienen un valor R de 8. Versatilidad apreciada por todos los excursionistas.

En cuanto a sus puntos débiles, el colchón hinchable es más ruidoso que sus homólogos autohinchables y de espuma. Además, es más probable que se pinche que un colchón autohinchable. Por tanto, el riesgo es acabar con un colchón plano. Con lo cual, duerme en el suelo, sin comodidad ni aislamiento. Al cuidarlo, los riesgos siguen siendo bajos. Y si alguna vez, accidentalmente, le sucede, existen soluciones para repararlo, como este kit de reparación rápida (cuando esté sobre el terreno) y el kit de reparación permanente (para usarlo una vez que haya llegado a su hogar).

En resumen : aunque ciertamente es más frágil, su relación peso/tamaño lo convierte en el colchón más utilizado por los entusiastas del aire libre.

El colchón de espuma, resistente y económico

Como sugiere su nombre, este colchón está hecho completamente de espuma. La principal ventaja de este material es su resistencia. Incluso en el caso de un pequeño rasguño, su rendimiento aislante sigue siendo el mismo. Además, el colchón de espuma para senderismo cuesta menos que los demás presentados.

En cuanto a sus puntos débiles, por supuesto, nos encontramos con su compactación. A diferencia de los otros dos, es más difícil doblarlo. A menudo, doblado como un acordeón, ocupa mucho espacio. Esta es la razón por la que muchos amantes de las actividades al aire libre lo colocan en su mochila como se muestra en la foto de debajo.

Colchón de espuma doblado en acordeón

Su pequeño grosor combinado con el hecho de que su valor R rara vez supera el 2 significa que este tipo de colchón casi nunca se lleve solo durante una caminata. Se usa con más frecuencia como complemento. Recuerde, el valor R de dos colchones se puede sumar, muchos excursionistas con un colchón de 3 estaciones prefieren comprar un colchón de espuma para ir de acampada en invierno en lugar de comprar otro colchón hinchable con un valor R superior a 4 o 5 para caminatas invernales.

Nota : el colchón de espuma se puede cortar. Por ejemplo, algunos solo usan la parte superior para añadir grosor debajo de la espalda. De esta forma se ahorra peso y espacio. Otros cortan un poquito su colchón de espuma para usarlo como asiento durante su descanso. Esto evita que su ropa se moje por un tronco húmedo. ¡Sea creativo!

En resumen : es habitual encontrar senderistas con colchón de espuma. Pero pocos son los que lo utilizan como colchón principal. Generalmente, se usa más como complemento.

El colchón autohinchable: ¿una mezcla entre hinchable y de espuma?

De acuerdo, el título es un poco exagerado. El colchón autohinchable se parece más al colchón hinchable que al colchón de espuma. Pero sí es un término medio: es menos compacto que el hinchable pero más que la espuma, menos resistente que la espuma pero más que el hinchable, etc.

Respecto a su uso, solo necesita desplegarlo. Para obtener su máximo hinchado, es conveniente dejar que se hinche. Esto puede requerir algunas insuflaciones, teniendo cuidado de no meter aire húmedo. Después de una jornada en las piernas, siempre es bueno no tener que esforzarse. Una vez terminada la noche, se deshincha, se pliega y se enrolla como un colchón hinchable para guardarlo en la mochila.

En cuanto a su aislamiento, es menos eficaz que un colchón hinchable. Sigue siendo práctico para su uso durante 3 estaciones. En términos de precio es, de media, más barato que un colchón hinchable.

En resumen : En cuanto a su aislamiento, es menos eficaz que un colchón hinchable. Sigue siendo práctico para su uso durante 3 estaciones. En términos de precio es, de media, más barato que un colchón hinchable.

Comparación de colchones de senderismo

Comparación de colchones de senderismo.

Comparación de colchones de senderismo

Esta tabla es solo para su información. Hay colchones de espuma más pesados que los colchones autohinchables. Lo mismo ocurre con los precios. Estas son las tendencias, pero hay colchones de aire que son más baratos que los de espuma. Por otro lado, si son menos caros, afecta a otros criterios como el aislamiento (valor R).

Al leer esta tabla, nos damos cuenta de que el colchón hinchable es el más adecuado para el senderismo. ¡Aún es necesario calificarlo! Un colchón autohinchable también es adecuado para el senderismo, al igual que el colchón de espuma.

En resumen

Aunque los criterios se han dividido en dos categorías, cada persona tiene su propia sensibilidad, como se menciona varias veces en esta guía de compra de colchones para caminatas. El aislamiento debe ser el criterio básico. Si camina 9 de cada 10 veces en verano, puede que no sea necesario elegir un colchón con un valor R de 6. Para esas raras ocasiones en las que necesita un colchón para el invierno, es posible pedírselo prestado a sus amigos o incluso alquilarlo.

Después de elegir su valor R, depende de todos priorizar este o aquel criterio posteriormente. Algunos adeptos al backpacking ultraligero (MUL) elegirán un colchón de senderismo compacto y liviano, mientras que otros enfatizarán la comodidad con un gran grosor o facilidad de hinchado.

Aun así, al elegir, debe leer las descripciones adjuntas a los productos, especialmente si compra en una tienda en línea. En lyophilise.fr, nos esforzamos por escribir descripciones completas y concretas. Depende de usted comparar y encontrar la joya que se adapte perfectamente a sus necesidades. Si aún tiene dudas, nuestros equipos están disponibles por correo electrónico o redes sociales para responder a sus últimas preguntas.

________

 

Guía de compra simplificada - Versión corta

Hay tres tipos de colchones:

  • Hinchables : requieren insuflaciones para tomar forma
  • Autohinchables : se hinchan automáticamente al desplegarlos
  • De espuma : se despliegan y no requieren hinchado

Antes de compararlos, veremos los diferentes criterios a comparar a la hora de elegir su colchón de senderismo.

1. Valor-R

Un colchón tiene un doble propósito: brindar comodidad y aislarle del frío del suelo. Por tanto, el primer criterio a tener en cuenta es el valor R. Este índice le permite calcular el aislamiento térmico de su colchón. Este es un estándar internacional que todos los fabricantes deben cumplir. Al apilar dos colchones, se suma el valor R.

Este es el valor R recomendado en función de la temperatura exterior:

- Noche cálida (por encima de los 15° C): 1 a 2
- Noche templada (entre 5 y 15° C): 2 a 4
- Noche fría (por debajo de 5° C): superior a 4

2. Dimensiones

Es importante distinguir las dimensiones desplegadas de las dimensiones plegadas. Para el primero, opte por un colchón lo suficientemente largo para que sus pies no sobresalgan. Parece lógico. También preste atención al grosor del colchón. Si bien a muchos excursionistas no les importa dormir en un colchón grueso, ¡no es a todos!

En cuanto a las dimensiones plegadas, esta es la información que más importa a los excursionistas. Cuanto mayores sean las dimensiones plegadas, más espacio ocupará el colchón en la mochila. A expensas de otro accesorio de golpe...

3. Peso

El volumen va de la mano con el peso. Ponga a prueba su mochila completa en condiciones reales antes de emprender la aventura. Y recuerde que con el paso de los días el cansancio se acumula y el peso de la mochila se siente cada vez más.

Un colchón ultraligero también suele ser compacto. Sin embargo, tiende a ser más delgado y menos resistente. Un dilema que solo usted puede resolver.

4. Resistencia

Continuamos con la resistencia. Compare los materiales para juzgar la resistencia. La espuma es más resistente que el nailon, que es a su vez más resistente que el poliéster. A mismo material, debemos centrarnos en los deniers. Por ejemplo, el nailon de 70 deniers es más resistente que el nailon de 30 deniers.

Además, al montar su campamento base, es recomendable tener una lona o una base debajo de su tienda o directamente debajo de su colchón si duerme bajo las estrellas. Esto es para evitar dañarlo con espinas o piedras del terreno.

5. Ruido

Un criterio que se tiene muy pocas veces en cuenta. Si tiene el sueño ligero, tenga en cuenta que los colchones hinchables tienden a hacer un leve chirrido cuando se da la vuelta. Puede despertarlo o molestar a su compañero de expedición.

6. Hinchado y deshinchado

Los colchones tienen diferentes opciones para facilitar el hinchado y el deshinchado: autohinchado, válvulas optimizadas, microbomba eléctrica, bolsa-bomba… Esto le permite reducir esfuerzos. Siempre es importante después de un día de esfuerzo.

En general, evite hincharlo con la boca. El aire húmedo que expulsa puede condensarse y producir moho y hongos en su colchón.


Para concluir, aquí tiene una tabla que resume las diferentes ventajas y desventajas de cada tipo de colchón:

Comparación de colchones