"Atención, ¡está usando un navegador obsoleto! ¡Debería actualizarlo ahora mismo!"

Info Covid19 : Nuestra tienda en Lorient está abierta de lunes a viernes, seguimos asegurando el envío de los pedidos.

Supervivencia: aprovisionamiento de alimentos - Manual de instrucciones

Almacenar los alimentos es un reflejo ancestral que se ha perdido… Nuestros abuelos usaban el granero en su función primera (almacenar grano) y las soluciones de conservación eran bastante reducidas. Al paso del tiempo, la sal fue sustituida por la Nevera eléctrica (tomando algunos atajos) como medio de preservación de los alimentos, y la duración de vida de los mismos fue cuantificada. Es decir la conservación de los alimentos tenía entonces una duración límite legal: las famosas denominaciones Fecha de Caducidad y Fecha de Consumo Preferente.

¿ Por qué hay que almacenar un suministro de alimentos ?

Mi abuela solía decir, más vale prevenir que curar. Siempre con nostalgia se mira al pasado. Pero entendámonos bien, en aquel entonces la vida era dura y nuestros abuelos gestionaban una despensa sin hacerse preguntas. Cuando podían, producían para consumo propio o parte del mismo, cultivando un pequeño huerto o criando aves de corral. Los productos frescos variaban poco y se acostumbraba comer las frutas y verduras de temporada.

Hoy en día, pocas personas conservan un suministro de alimentos para más de 3 días. Se puede decir que el almacenamiento de alimentos es casi inexistente por ser un abastecimiento ajustado. Es particularmente cierto en los hogares sin niños.
Sin ser ansiógeno o alarmista, con todo hay situaciones (reales y a veces vividas) que deberían hacernos reflexionar sobre la necesidad de almacenar alimentos para abastecernos por diez días o más (1-3 meses).

Algunas razones a favor de un almacenamiento de alimentos :

  • Tiempo : el 26 de diciembre de 1999, la tormenta Lothar causó daños estimados en 20 mil millones de euros y dejó miles de hogares sin electricidad ni agua por varios días (10 días en la costa de Charentes, Francia). El acceso a los supermercados se hizo cada vez más difícil y en pocas horas se agotaron las existencias de alimentos básicos.
  • Movimientos sociales : un bloqueo de refinerías que persiste durante algún tiempo y las repercusiones del mismo se hacen notar rápidamente en las estanterías. Como todos nosotros, los supermercados tienen unas existencias de d+3 como máximo.
  • Accidentes de la vida : de repente ¿ tus ingresos disminuyen o pierdes tu empleo ? Preparando un suministro de alimentos puede ayudarte a hacer frente a esta situación hasta que se mejore.

¿ Cuándo almacenar ?

No hay un momento ideal para almacenar alimentos. Es una actividad permanente por una razón sencilla: una despensa debe girar. Existe (afortunadamente) soluciones que permiten no preocuparse de las fechas límite de consumo. Algunas marcas como Fuel Your Preparation o Survivor Emergency Food proponen latas de alimentos con una duración de conservación ¡ de 25 años ! Este tipo de productos aposta por la sencillez: ya no hay más rotación de alimentos, la preparación es fácil y sin otro aporte que el agua para rehidratar el plato.

Si empiezas de cero la aventura Almacenamiento, hay 2 soluciones :

  • La composición de un suministro de alimentos completo dentro de un plazo establecido. En este caso, se recomienda probar los productos antes de comprar grandes cantidades. Después, puedes componer tu almacenamiento de alimentos según tus gustos. Puedes optar por kits completos con menús variados, clasificados por duración de conservación y número de días de suministro. Es la solución más sencilla de las dos.
  • La composición de un suministro de alimentos sobre la marcha. A veces el presupuesto que se puede dedicar a un almacenamiento no permite comprar todos los alimentos de una vez. Tranquilo, puedes constituir tu despensa comprando latas por unidades y siguiendo un plan establecido de antemano.

Sea cual sea la solución que hayas elegido de entre las anteriores, no esperes a que sea demasiado tarde para empezar. Es simple, ¡ cada uno a su propio ritmo, cada uno con su propio almacenamiento de alimentos !

¿ Qué almacenar ?

Si se parte de una solución básica de suministro de alimentos, sin huerto y sin corral como complemento, entonces debes almacenar carne, verduras y féculas, sin olvidar los productos lácteos, el azúcar, los condimentos, los aceites y las harinas de trigo, grano integral y espelta.

La clasificación puede hacerse según tus gustos, el tipo de producto (liofilizado o esterilizado), el número de porciones y el aporte en Kcal y según la duración de conservación. La forma del producto puede tomarse en cuenta. No se almacenan las latas cilíndricas de la misma manera que las bolsas.

Es difícil ofrecer una solución única pero he aquí algunas pistas para un almacenamiento ideal:

  • guarda alimentos variados en contenedores variados: las latas como suministro "de fondo" y las bolsas liofilizadas para el viaje y la rotación. Los platos liofilizados y esterilizados son muchos y se presentan en una variedad de recetas y las latas son ideales para familias o grupos (a veces más de 20 porciones en una lata).
  • guarda féculas, semillas, pasta, arroz. ¡Ojo! la conservación de larga duración de dichos alimentos está sujeta a un proceso de almacenamiento muy riguroso. Evita su exposición al oxígeno y luz. Se recomienda fuertemente usar bolsas de almacenaje al vacío opacas (Mylar).
  • guarda raciones compactas. Son indispensables en un almacenamiento de larga duración. Las raciones compactas como las NRG-5 por ejemplo tienen una relación calidad / peso / volumen / aporte energético imbatible. Y además, el sabor es muy correcto, es una buena alternativa al desayuno.

La oferta es muy amplia pero recuerda, guarda lo que comes y come lo que guardas. ¡Ojo! algunos alimentos pueden deteriorarse fácilmente como los lácteos o las harinas. Opta por soluciones seguras como aquí si buscas espelta o acá si buscas manteca, queso, huevos y leche.

Algunos consejos:

  • una miel de calidad no se estropee, ¡ dura indefinidamente
  • algunas fechas de caducidad y la mayoría de las fechas de consumo preferente solo tienen un valor legal y los productos son comestibles mucho tiempo después de la caducidad. Si el embalaje no está dañado, se puede consumir algunos productos varios meses después de la fecha de consumo preferente ; sin embargo, las cualidades organolépticas y nutricionales de los mismos se han perdido : con frecuencia tienen menos sabor, menos vitaminas y una consistencia diferente…

¿ Cómo almacenar ?

Una vez sepas qué alimentos guardar, debes reflexionar sobre el lugar de almacenamiento. Se recomienda guardar los alimentos en un lugar seco, ventilado, oscuro y protegido del calor. Cuidado con los roedores y predadores de todo tipo (adolescentes). El lugar ideal es una habitación de tu vivienda a prueba de heladas en invierno y cuya temperatura no debe superar los 20/22°.

Para no correr riesgos, evita el contacto directo con el piso. No guardes las latas o bolsas que estén dañadas, es preferible consumirlas lo antes posible. Controla regularmente tu suministro de alimentos. Puedes realizar una tabla con la lista de los alimentos almacenados y su fecha de caducidad. Asegúrate de tener un fácil acceso a todos tus envases de alimentos y consume en prioridad aquellos productos que están cerca de su fecha de consumo preferente.

Conclusión

Puedes planear y prepararte para hacer frente a todas las situaciones sin ser paranoico. Si se mira al pasado, se nota que nuestros abuelos tenían la costumbre de anticipar. Para ellos se trataba solo de sentido común. Y sobre todo, construye un suministro de alimentos ¡ con alimentos que te gustan !

Matthieu de NoPanic