"Atención, ¡está usando un navegador obsoleto! ¡Debería actualizarlo ahora mismo!"

Mantequilla, huevos, leche - Liofilizados

Es bien sabido que para que un deportista rinda al máximo, debe adoptar una nutrición óptima. Los nutrientes adicionales que consuman ayudarán sobre todo a la fase de recuperación del organismo. Entre otras cosas, estos nutrientes ayudan a reponer las reservas de energía, a mantener el cuerpo hidratado y a reparar los músculos. Entre los alimentos que aseguran estas funciones, tenemos los productos lácteos. Los que presentamos en esta sección tienen una larga vida útil. Echemos un vistazo a estos extraordinarios productos y a las diferentes razones para adoptarlos.
 

¿Qué es un producto lácteo de larga duración?

 
Los productos lácteos de larga duración no son más que alimentos básicos (leche, queso, etc.) que han sido liofilizados. La liofilización es el método más eficaz de conservación de alimentos.
El método de liofilización es un proceso de conservación que consiste en congelar el alimento elegido para extraerle toda el agua. Entre los alimentos que pueden ser admitidos al proceso de liofilización, contamos obviamente la leche y el queso.
La leche se congela y luego se deshidrata mediante un proceso de sublimación. Como la leche es un alimento especial, estas diferentes etapas se llevan a cabo a temperaturas muy bajas. Estas temperaturas pueden descender hasta -40°C. Esto no impide que la leche conserve su textura, sabor, olor y, sobre todo, todos los valores nutritivos que la componen.
Es importante recordar que este proceso permite conservar los productos lácteos a temperatura ambiente durante varios años, incluso décadas. En nuestra gama, además de leche, encontrará principalmente alimentos básicos como mantequilla en polvo o parmesano rallado.
 

¿Cuáles son las ventajas de los productos lácteos de larga duración?

 
Cuando uno piensa en productos lácteos liofilizados, inmediatamente piensa no sólo en los excursionistas, sino también en los entusiastas de los deportes al aire libre. Es comprensible, ya que estos productos pueden llevarse a cualquier parte durante una actividad. Son especialmente prácticos porque son fáciles de transportar. Al fin y al cabo, una vez eliminada el agua, pierden aproximadamente el 80% de su peso normal. 
Esto significa que puede llevarlos fácilmente con usted en sus expediciones al aire libre. Además, estos productos ahorran espacio en su mochila. Así que puede abastecerse fácilmente de leche o queso liofilizados para viajes largos.
En esta sección, encontrará principalmente leche en polvo que podrá utilizar para preparar deliciosos desayunos. También encontrará mantequilla en polvo rehidratada, que podrá utilizar para untar sus panes y galletas. El queso parmesano rallado es perfecto para muchos platos. Y para los amantes del café, encontrarás café de la marca Emergency Food.
Todos estos alimentos están envasados en latas o bolsas herméticas. Algunos tienen una caducidad de 10 años y otros de 15 años. Estos alimentos son perfectos para mantenerte autosuficiente durante las emergencias. Al fin y al cabo, nunca se es demasiado precavido, sobre todo en la naturaleza. Una tormenta u otra catástrofe pueden producirse rápidamente y poner a todo el mundo en una situación muy delicada. Es importante saber que las latas grandes se componen de varias raciones que pueden alimentar a todo un grupo o familia.
Para consumirlas, basta con añadir agua caliente o fría, según sus preferencias. Dependiendo del momento en que lo tomes, podrás rehidratarlo perfectamente.
Otra ventaja de este tipo de productos reside en su distribución nutricional. De hecho, en una porción de leche liofilizada, puedes encontrar un aporte en vitaminas, minerales y proteínas, sin agua. Más del 95% del valor nutritivo de los productos lácteos está contenido en sus versiones liofilizadas. Sin embargo, si consideramos su valor calórico, es importante señalar que es más bien bajo.
Lo que resulta muy práctico con este tipo de producto es que puedes consumir una bolsa de leche liofilizada mientras continúas tu caminata. Tus movimientos permanecen libres y el sabor sigue siendo agradable. Además, los productos lácteos liofilizados son perfectos después de un día ajetreado.
 

Beneficios nutricionales de los productos lácteos para los amantes de las actividades al aire libre


Los productos lácteos son la mejor fuente de calcio que podemos incluir en nuestra dieta. El calcio que aportan es fácilmente absorbido por nuestro organismo. Los productos lácteos también contienen proteínas y fósforo, que refuerzan el efecto del calcio.
A lo largo de nuestra vida, necesitamos calcio para la mineralización de nuestros dientes y huesos. Esto es muy beneficioso para los deportistas, ya que el esfuerzo físico requiere unos huesos fuertes. El calcio interviene también en numerosas funciones vitales como las funciones hormonales, la presión sanguínea, la contracción muscular, la renovación celular...
Para los deportistas, recomendamos consumir de 3 a 4 raciones de productos lácteos al día para cubrir todas sus necesidades de calcio. También recomendamos combinarlos con un aporte adecuado de vitamina D. Por ejemplo, puedes comer marisco.
Las proteínas de los productos lácteos son comparables a las de la carne. Son especialmente importantes en la fase de recuperación tras el ejercicio. Favorecen la renovación celular y el fortalecimiento muscular. El fósforo interviene en la renovación de los tejidos del organismo.
Los productos lácteos también contienen vitaminas A y B12. La vitamina A está contenida en la leche en forma de retinol. Esta vitamina no sólo favorece la salud de la piel, los huesos y los dientes, sino también de la vista. También actúa como antioxidante. La vitamina B12 interviene en procesos como la síntesis de proteínas, la combustión de grasas y el equilibrio del sistema nervioso.

Leer másReducir